Sesión informativa con ASPACE

CE10 se ha reunido hoy jueves 29 de mayo con el presidente de la Federación ASPACE Galicia y Director Gerente de ASPACE Coruña (Asociación de Padres de Personas con Parálisis Cerebral), Eulogio López Río, siendo los miembros del proyecto CE10 que participan en esta sesión: Paloma Caneiro, Marta García y Jorge López-Veiga. Esta ponencia se postula como referencia para el tratamiento de los estudiantes con parálisis cerebral y, a su vez, podría tener alguna analogía en las recomendaciones para cualquier otra discapacidad motora.

Eulogio nos ha explicado en un primer momento cómo es la escolarización de este colectivo, existen varios itinerarios en la práctica: ir a un centro ordinario (un tanto por ciento mínimo recurre a por esta vía común), a un aula específica de educación especial en un centro ordinario, a un centro de escolarización preferente para alumnos con discapacidad motora, o a un centro específico de educación especial (como el que ofrece una asociación como ASPACE).

La tasa de abandono escolar tan elevado en las personas con parálisis cerebral está motivado, en su opinión, por una falta de motivación y de una incorrecta orientación por parte de los profesionales educativos en las etapas de educación primaria y secundaria. No existe una verdadera integración, ya que se le pide al alumno con discapacidad que se adecúe al sistema educativo y no al contrario, ya que debería ser el sistema el que se adecúa al alumno con discapacidad.

Dentro de las recomendaciones o recursos que deberían incorporarse en la universidad para este colectivo son sistemas aumentativos-alternativos de comunicación (SAAC), un profesor tutor efectivo, profesionales especialista como un pedagogo terapéutico, un experto en audición y lenguaje, o un auxiliar técnico educativo, así como también un real servicio de apoyo y orientación psicopedagógico. Por no mencionar de nuevo, el ya obligado por ley de la eliminación de barreras arquitectónicas, que no siempre se ha hecho efectivo en su plenitud en la realidad.

También se debe considerar como un pilar básico la implementación de una coordinación entre el centro de educación superior con otros servicios externos como el de la rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupación, etc., ya que esta sinergia entre varias Administraciones, como la Sanitaria, la de Servicios Sociales y la Educativa, debería establecerse de manera real y obligada, de lo contrario no se puede llevar a la práctica, en muchos supuestos de estudiantes con esta discapacidad, su derecho fundamental a la educación, y por ende tampoco la dignidad de la persona –la razón de nuestro Proyecto, y que ésta se encuentra inherente per se en los demás derechos fundamentales de nuestra Constitución–.